> Historias de éxito > Compartir risas y sueños

Todas las historias de éxito

Compartir risas y sueños

Eva (34) de Barcelona se apuntó a PARSHIP, cansada de relaciones esporádicas que no le llenaban ni llegaba con ellas a ninguna parte. Y terminó enamorándose de Carlos(35) de Martorell.

"Me resultó un medio serio y con una experiencia en el campo lo suficientemente garantizada como para poder encontrar lo que buscaba, aunque era escéptica porque el amor precisamente no ha sido lo mejor que me ha ido en la vida.

Tenía mis reticencias de encontrar por este medio al hombre de mi vida, pero me propuse ser abierta y dejar atrás mis condicionamientos y prejuicios. Y así lo hice, mi búsqueda empezó en PARSHIP leyendo con detenimiento cada perfil que creía interesante y dar yo el primer paso tomándomelo con mucha espontaneidad, sinceridad y disfrutando de cada mensaje que me era respondido aunque no fuera positivo para mí.

A principios de marzo, una mañana de mediados de semana, como cada día entré en PARSHIP en mi momento de relajación del trabajo y leí un perfil que me gustó. En ese preciso instante le envié un mensaje diciéndole que me apetecía saber más de él puesto que me había gustado lo que había leído y por la tarde ya tenía mi contestación. La tónica del mensaje era muy amena y divertida y nos dimos las direcciones de correo y los horarios en los cuales podríamos charlar sin problemas.

Desde el primer momento la conexión fue total. Hablábamos durante horas, salía un tema tras otro, las horas pasaban volando, y cada día esperaba con ansia que llegara la hora de hablar con Carlos. Fueron 3 días intensos de conversaciones, nos dimos el teléfono y quedamos para el domingo comer en un italiano y cine. Nos habíamos intercambiado alguna foto así que nos reconocimos sin problemas, tenía burbujas en el estómago y estaba nerviosísima, pero la velada fue fantástica. La chispa surgió al instante, era como si nos conociéramos de toda la vida, sin escondernos nada, hablando con sinceridad de todo, sin tapujos, sin querer agradar al otro haciendo teatro de lo que somos, todo era simple...

Cuando me acompañó a casa le pedí un mensaje de móvil para saber que había llegado bien, y esperé como una adolescente a que en ese mensaje me pidiera volverme a ver, y así fue.

Han sido dos meses maravillosos de conocernos en todos los aspectos, de felicidad, de conocer el entorno que rodea la vida de Carlos y la mía, de compartir con mi hija, de risas, de sueños...

Ahora nos planteamos vivir el día a día, sin agobios, disfrutando el habernos conocido, planeando unas maravillosas vacaciones los tres juntos para afianzar nuestro compromiso como pareja y como futura familia, ¿qué más puedo pedir? Sólo me queda agradecer a PARSHIP su ayuda, y desear que las personas que lean mi historia tomen una actitud positiva ante su búsqueda, sean sinceros consigo mismos y con el resto de personas que van a conocer a través de PARSHIP y crean en la chispa del amor sin prejuicios ni condicionamientos"

Eva, 34 años

Prueba Parship gratis

Soy
Busco

Se aplicarán las CGU y las Disposiciones generales sobre privacidad de datos. Los usuarios inscritos de manera gratuita recibirán correos electrónicos con ofertas del servicio de pago y otros productos de PE Digital GmbH (puede revocar su consentimiento en cualquier momento).

El último artículo en PARSHIP Magazine
Error with static Resources (Error: 418)