> Historias de éxito > De la casualidad al matrimonio

Todas las historias de éxito

De la casualidad al matrimonio

Alma (México) y Rolf (Dinamarca). La distancia no impidió que su historia acabara en matrimonio.

Rolf y yo nos conocimos gracias a Parship. Fue el destino, fue Dios. Yo encontré este sitio por casualidad y me pareció bueno y serio así que llené todos los datos para mi perfil y anexé unas fotos. Poco tiempo después me llegaron algunos números con perfiles de personas a fines a mí. Decidí escribir en ingles a algunos de ellos, me interesaba mucho conocer personas de otros países, su forma de vida, cultura etc. Recuerdo que uno de los que me contestó fue Rolf, él me escribió en español muy bien y comenzamos a escribirnos a partir de allí. Yo leí su perfil y me pareció interesante. Poco tiempo después decidió él ir a México a conocerme, reconozco que no le creí mucho y sólo lo tomé como un nuevo amigo que va a conocer México y que sólo iba a estar un par de días y luego se iría a visitar el resto del país. Cuando llegó el día de conocernos, él me dijo cuál hotel y acordamos la hora, estaba yo muy nerviosa porque no estaba segura si era real o no, pero llegué a la entrada del hotel y allí estaba él sentado, esperando y cuando entré supo que era yo. El se levantó y lo vi muy grande. Platicamos breves minutos y después hicimos un paseo por la ciudad. Mi sorpresa fue que él estuvo tres semanas, nos entendimos muy bien porque aunque sabe hablar español yo no sabía nada de alemán. Yo lo consideraba solo un amigo que iba a regresar a su país y que íbamos a continuar escribiéndonos porque no me interesaba una relación de lejos pero una amistad por mail estaba bien, pero otra sorpresa fue que Rolf prometió regresar tres meses después, y así fue y después otra ocasión más y luego me invitó a conocer su país. Vine por dos semanas debido a mi trabajo y me gustó, aunque reconozco que el clima y el idioma no mucho... Tres meses después de mi visita él volvió a México y acordamos venir yo por tres meses a vivir aquí a Alemania y así fue. Todo resultó muy bien y nos casamos el 6 de marzo de 2008 en Dinamarca. Ahora vivo aquí en Alemania y estoy muy feliz y contenta porque nos encontramos, porque nos amamos y porque él es un gran hombre que alguna vez estuvo tan lejos y tan ajeno a mí y ahora forma y es parte de mi vida.

Atentamente,

Alma y Rolf

Prueba Parship gratis

Soy
Busco

Cuando hagas clic en Encontrar pareja, acepta nuestras CGU y confirma que has leido y aceptado nuestras reglas de protección de datos.

El último artículo en PARSHIP Magazine
Error with static Resources (Error: 418)