> Consejos > La primera cita > Me han dado calabazas...¿Y ahora qué?

La primera cita

Me han dado calabazas...¿Y ahora qué?

Todos queremos escoger a quién nos unimos, pero seguimos tomándonos las negativas como algo personal... ¿Qué hacer con las calabazas que vamos recogiendo?

Me han dado calabazas

Tras la primera cita, tenía esperanzas. Pero, al día siguiente llegó el email: "eres muy agradable, pero...". Los rechazos duelen. Sobre todo si te has ilusionado con tu primer contacto. Si las calabazas se repiten, se tiende es adoptar un pesimismo poco crítico: ¿Es por mí? ¿Soy tan pequeño o feo que nadie me quiere? O pensamientos como "todos son malos"... Pero tener una visión distorsionada no ayuda, de nada sirve meter a todos en el mismo saco.

Las dos caras de la moneda.

Sé visión realista. Seguro que no todos sueñan contigo, pero tampoco sales en sus pesadillas. No supedites tu amor propio al éxito de tu búsqueda. Eres digno de ser amado, como demuestran tus relaciones familiares. Además, quedan muchos encuentros por vivir. Los rechazos son buenos, pues indican que la búsqueda sigue activa. Claro que quien llama a muchas puertas, corre más riesgo que quien se queda en casa, sin conocer a nadie, evitando desengaños y sin oportunidad de encontrar el amor. Las calabazas son parte de este proceso. En el fondo, tú también quieres elegir con libertad. Lo bueno de Internet es que es el único medio que permite establecer contactos fácilmente. Puedes enviar docenas de solicitudes anónimas al instante. La otra cara: un clic basta para dar calabazas o romper el contacto.

No puedes remediarlo.

En los desaires influye mucho la "situación del mercado": cuando muchas personas se interesan a la vez, los más deseados rechazan cantidad de solicitudes. Para valorar bien un rechazo, ten encuenta las circunstancias. En PARSHIP se reparten muchas calabazas sin haber contactado. No te angusties pensando que pueden burlarse de ti, ni te indignes ("¡Cómo se atreve a pensar que me interesa!"). Puede que tus datos hayan gustado a la persona, pero que tenga otros planes. Incluso el azar y el estado de ánimo juegan un papel decisivo. Sea como sea, él o ella conoce pocos de ti, tal vez una carta que has adjuntado, o una foto, pero no en persona. Incluso cuando vea tu foto, seguro que no aprecia tu alma. Intenta no tomarte las cosas a pecho y sigue intentándolo.

Se vuelve más personal.

Tras intercambiar emails o concertar una cita, las negativas acostumbran a pesar (aún) más. Sin embargo, no puedes decir que ya os conocíais. Si rompen un contacto sin explicación, pregunta. A menudo, los motivos no radican en la persona, pero debes prepararte para opiniones que no te gusten. Cuando creas que has metido la pata, háblalo con un amigo. Quizá te ayude a encontrar el problema, puedas enseñarle tus emails, datos personales o tu foto. También puedes ver Otros consejos. A menudo, las altas expectativas o las conductas dubitativas provocan la calabaza. Por eso es importante evaluar tu comportamiento. Si crees que puedes mejorar ¡perfecto! Te servirá para la próxima. Y no seas duro contigo ("todos pueden menos yo"), o caerás en la autocompasión del "soy-pequeño-tonto-y-feo", poniéndote más piedras en el camino.

¿Todavía funciona?

Si tienes mala suerte, puede que recibas una negativa grosera. No debes aguantarlo: díselo a la persona ("A ver si puedes decir lo mismo de mejor modo"), pero sin bajar a su nivel ("Pues a mí también me pareces horrible"). También hay personas de las no puedes aceptar una negativa: si responde a un interés sincero y no a un orgullo herido, tampoco deberías aceptarla. Aprovecha la oportunidad: di que no te convencen sus motivos (P. Ej. 200 km de distancia) y aporta argumentos a tu favor. Pero si te vuelve a dar razones, acéptalas y no lo olvides: si hay un culpable, no eres tú. No te obsesiones ni te agarres a un clavo ardiendo. Tómalo como un entrenamiento.

Prueba Parship gratis

Soy
Busco

Se aplicarán las CGU y las Disposiciones generales sobre privacidad de datos. Los usuarios inscritos de manera gratuita recibirán correos electrónicos con ofertas del servicio de pago y otros productos de PE Digital GmbH (puede revocar su consentimiento en cualquier momento).

El último artículo en PARSHIP Magazine
Error with static Resources (Error: 418)