> Consejos > La primera cita > La esperada primera cita

La primera cita

La esperada primera cita

¿Dónde están las observaciones ingeniosas y el rayo que te ilumina en los momentos difíciles?

La primera cita

Lo mejor sería ir a comprar una cajetilla de cigarros y quedarse por el camino para no tener que regresar. Es el amor de tu vida o simplemente una siguiente etapa en la búsqueda de pareja. No se puede saber de antemano lo que una cita con un perfecto desconocido traerá. En cada encuentro existe una oportunidad sobre todo cuándo buscaron y escogieron cuidadosamente en PARSHIP a una pareja. En las circunstancias del encuentro se puede llevar manejar la situación y salir airoso dejando así una buena impresión.

Una experiencia importante.

Encontrarse con un perfecto extraño para determinar si quedan el uno con el otro, parecería poco romántico y sobrio. Trata de ver la situación como una aventura especial, una oportunidad de conocer de cerca a una persona, la cual posiblemente no hubieras podido conocer. Cuando pasas un buen momento con alguien quien posteriormente puede resultar una bonita amistad o de la cual se podría desarrollar algo más es muy bueno. Si no tienes mucho que decir, es también una oportunidad para practicar y aprender para el futuro quien queda contigo y quien no de los miembros de PARSHIP, así podrás elegir con mayor tino la próxima vez de entre tus parejas propuestas. Un encuentro aburrido con alguien quien no sabe ni por dónde empezar, nos puede dar una muestra de como es su propia vida.

De cualquier modo no tienes porque comprometerte a una tarde completa cuando quedes, una o dos horas son suficientes y lo mejor es encontrarse en un lugar neutro dónde puedan platicar a gusto; como por ejemplo un café, una heladería o un bar lindo. A quién le gusta encontrarse en una exposición o en el zoológico con su cita. El tema de conversación se dará por sí solo.

¿Qué me pongo ese día?

Pantalones vaqueros, más convencional, con escote, informal o formal, eso determina la primera impresión y sabemos que es la que cuenta. Lo que si es importante que tu ropa quede con tu personalidad y con el lugar que van a visitar para que te sientas a gusto.

Cara a cara

Es una situación seria e importante, lo mejor será llegar puntual al lugar de encuentro y mirar bien a tu alrededor, seguramente ya sabes algo de la persona con la que te encuentras a través de los mails, llamadas o hasta fotos recibiste ya alguna información. De igual forma ahora viene la verdad, la hora de estar frente a frente. Desde el momento de estrechar por primera vez las manos, intercambiar una sonrisa y hasta de poner atención los olores, colores y formas de tu nuevo conocido/a. En el mejor de los casos en la cita se desarrolla una dinámica y juego de pregunta-respuesta. Haz preguntas, en la mayoría de los casos a la gente le gusta hablar sobre ellos, naturalmente tú también puedes decir cosas sobre ti, pero no caigas en el extremo de sólo hablar de lo tuyo. Al final de todo lo que te interesa es saber más sobre la otra persona, ya que tu propia historia la conoces desde hace mucho. En caso de que por emoción caigas en esta trampa, trata de bajar la velocidad. Si la conversación se atasca porque el otro no comenta nada de sí mismo, espera un par de segundos. Tal vez salen lentamente algunas frases interesantes de parte de tu acompañante.

¿Sin palabras?

¿No se te ocurre nada de momento? Te puede ayudar por ejemplo el preguntar que hizo el fin de semana pasado o cuál película fue la última que vio. Basarse en algo que trae puesto y te llama la atención es otra idea, por ejemplo: una camiseta original, unos lindos aretes. No tienes que hablar de algo profundo todo el tiempo, nadie está interesado en comprobar que tan tonto/a o listo/a eres. Evita a toda costa en la primera cita conversaciones acerca de la ex pareja, afición sexual, enfermedades, deseos de matrimonio o hijos. No le pintes siempre un panorama negro a la otra persona sobre ti “siempre estoy tan solo”, mejor muestra tu lado amable de como llevas tu día a día.

¡Hasta luego!

En caso de que encuentres a la otra persona interesante o simpática, proponle una segunda cita. ¿Te sientes inseguro/a todavía de una decisión? Date una segunda oportunidad para deliberar con calma. En todo caso no quiere decir que ya te quieres casar con la otra persona, tal vez para la segunda ocasión se rompa de verdad el hielo. De lo contrario despídete con una expresión amable o échale una flor. Algo así como “fue un placer conocerte, pero pienso que no quedamos muy bien el uno con el otro". En caso de que seas tú el que recibe un rechazo, puede resultar incómodo ya que no te esperas que en el primer flirteo te descarte de primera mano, pero que le vamos a hacer, no podemos ser el tipo de todas y cada una de las personas. Pero no importa, cada cita es un buen intento y una forma de aprendizaje. ¡Empieza simplemente con una nueva cita y listo!

Prueba Parship gratis

Soy
Busco

Cuando hagas clic en Encontrar pareja, acepta nuestras CGU y confirma que has leido y aceptado nuestras reglas de protección de datos.

El último artículo en PARSHIP Magazine
Error with static Resources (Error: 418)